El inicio

Jägermeister decide armar una pequeña fiesta para reunir a sus cómplices más cercanos en una lonja de Bilbao. La noche es para celebrar junto con un reducido número de amigos un año en el que se han completado muchos proyectos, conciertos, eventos…

 

 

 

Trabajando en la clandestinidad

Jägermeister es un territorio salvaje y sus ingredientes se manejan en secreto, no obstante los trucos de Dotorea pueden crear la armonía que acompañe sus pasos.

 

El camino

Imago desarrolla una serie de pica-picas donde los asistentes irán descubriendo el universo culinario del ciervo de madrugada. Recurriendo al ideario de lo que en la República de Weimar, la familia Curt podía llegar a imaginar, se prepara una ceremonia para celebrar “la comunión de los maestros cazadores”. Todo sucederá en el breve instante de una noche, a la luz de tenues velas.

La solución

"La comunión del cazador". Tartar de ciervo... Palos especiados. Chorizo de ciervo.  Mollete de hierbas.  Cuernos con jamón.  Huevos y trufa negra.  Nabos embarrados en mole.  Cuenco de naranja y sardinas ahumadas.  Gominolas "Jägermeister". "Agusto" bizcocho. 

La conclusión